Nuevos requisitos en la Contabilidad Electrónica

Se agregan nuevos requisitos en la Contabilidad Electrónica

Como continuación del tema de la entrada pasada: “La Contabilidad Electrónica como método de fiscalización”, el cual pueden encontrar “aquí”, ahora hablaremos acerca de los cambios que se presentan con la nueva versión de Contabilidad Electrónica 1.3

 

El SAT publicó en su página de internet desde el pasado 6 de enero de 2017 el Anexo 24. Este anexo explica los nuevos requisitos que deberán llevar los archivos que se envían para cumplir con la contabilidad electrónica. Es importante mencionar que estos cambios entran en efecto a partir del 1° de junio de 2017, por lo que la información contable de este mes ya deberá enviarse con este nuevo formato.

 

Principales cambios a considerar en la Contabilidad Electrónica

 

Con la entrada en vigor de la Contabilidad Electrónica 1.3, los archivos que el SAT puede requerir serán 5:

-          Catálogo de Cuentas

-          Balanza de Comprobación

-          Pólizas del Periodo

-          Auxiliar de Folios de Comprobantes Fiscales

-          Auxiliar de Cuenta y Subcuenta

 

El principal cambio que se presenta esque, de ahora en adelante, en cada registro contable, se deberá agregar la información relativa a Cheques, Transferencias y Otras Formas de Pago, esto sin importar si estamos hablando de gastos o ingresos. Anteriormente esta información solo era requerida para la salida de recursos, es decir, los gastos.

 

Obligación del contribuyente con la Contabilidad Electrónica

 

La obligación de envío se mantiene igual: solamente la Balanza de Comprobación se deberá enviar mensualmente y el Catálogo de Cuentas cuando se hagan cambios a dicho catálogo. Los otros 3 archivos serán exigibles en caso de una revisión por parte de la autoridad, por lo que es importante estar seguros de contar con las capacidades técnicas para la generación de dichos archivos.

 

Quizá en papel no parezca un cambio tan grande, pero el hecho de tener que agregar información relacionada con los ingresos, es una carga fiscal significativa para los contribuyentes (o los contadores de los contribuyentes), quienes deberán tener en consideración estas nuevas obligaciones al momento de hacer la contabilidad.

 

Si considera que este cambio representa un riesgo para el puntual cumplimiento de sus obligaciones, o si tiene dudas acerca del mismo, no dude en contactarnos.

 

L.C.P. | Daniel Ramsés Ramírez Cerecero

Terán Rojas & Associates.